Emma Watson ha hecho frente a las críticas que ha recibido en los últimos días a través de las redes sociales con motivo de una sesión de fotos que protagonizó para la portada de Vanity Fair.

En las imágenes de la polémica, se ve a Emma Watson de cintura para arriba solo cubierta por un manto de crochet, lo que dejaba a la vista un amplio escote y mucha piel.

Compartir