Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

José Álvaro Osorio Balvin soñaba con ser un gran artista, con llegar a escenarios reservados sólo para grandes de la música. Tras muchos años de trabajo y sacrificios, esos anhelos comienzan a ser una realidad. A J Balvin la palabra famoso no le gusta, prefiere que se utilice exitoso. Para ser el chico que hoy todas quieren debieron pasar muchos años, sacrificios y trasnoches. Todos esos momentos los recuerda hoy, cuando se prepara para subir a un escenario para los grandes: el anfiteatro de Altos de Chavón, donde se presentará el próximo sábado.

Para ser el J Balvin que todos conocemos y el más escuchado en muchos países, como por ejemplo México, según reportes de Monitor Latino, el joven artista de Medellín debió enfrentar muchos obstáculos.

Hace tres años, por ejemplo, cayó en una depresión profunda que casi “le mata” y aunque no quiso dar muchos detalles de las razones, asegura que en un momento se dio cuenta que “abusó de su cuerpo y del trabajo y (se) desconfigur(ó)”, y todo por lograr sus sueños. Hoy, gracias a Dios ya es una prueba superada: “Le metí ganas y pude seguir adelante y salir de esa depresión”.

Cuando tiene tiempo para pensar en lo que ha logrado se sienta y siente nostalgia. Así lo confesó mientras conversaba con LD, y todo porque recuerda “los momentos bonitos y difíciles, que valió la pena no rendirme y volverme a parar. Tuve muchos momentos complicados y difíciles, y de mucho valor, pero Dios te abre las puertas cuando vale la pena”, sostiene entre risas este artista que se fue posicionando con un ritmo que se puso de moda en los años 90 por intérpretes puertorriqueños, luego de que en los años 70 lo acogiera Panamá.

Una de sus palabras favoritas es soñar, y es porque él es un ejemplo de que los sueños se hacen realidad. Al mismo tiempo le preocupa que los jóvenes dejen de soñar. “Cuando se acaban los sueños se acaba el motivo de vivir. Siempre soñé con ser artista y aquí estoy”.

El joven artista oriundo de Medellín es humilde al hablar. No le gusta que le atribuyan nada. Por eso cuando se le preguntó qué siente al ser uno de los responsables de poner el reguetón de moda otra vez, y (como colombiano y no boricua) él respondió con humildad: “Pienso que el reguetón siempre ha estado, al final este ritmo es de los latinos”. A propósito de las colaboraciones que ha hecho, musicalmente, y de la más reciente, que lo tiene en la radio de muchos países con Pharrell Williams, con el tema “Safari”, las ve con buenos ojos, aunque entiende que “hay colaboraciones de colaboraciones, y ésta es una de ellas”. Con relación a los demás artistas con los que quiere grabar, piensa que todo es cuestión de tiempo, pero en su mente está lograr grabar con Bruno Mars, y con Rihanna. “Yo creo que todo es cuestión de tiempo”, sostuvo el intérprete colombiano.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.

Deja un comentario