Madonna su cumpleaños 58 en La Habana, Cuba, donde se le vio bailando a ritmo de salsa, incluso como una adolescente subiéndose a una mesa del centro de diversión.

La “reina del pop” dio muestras de buena bailarina de los ritmos caribeño al dar sus pasos ante un público que acompañó con palmas y vítores la insólita imagen real que veían fuera de los escenarios habituales de la cantante, según el video colgado en el portal cibercuba.com.

Para la celebración Madonna convirtió a Cuba en su “isla bonita”, como el título de su conocida canción publicada como el quinto y último sencillo de su tercer álbum de estudio True Blue, el 25 de febrero de 1987. De hecho, se trató del primer tema de la artista con influencias latinas porque tiene percusión cubana, guitarras españolas y maracas. Según ella ha dicho, es un tributo a la belleza de los latinos.

Compartir